martes, 6 de mayo de 2008

Viaje a Huaros. Mis primeros 4600

Eran las 6 de la mañana cuando sonó el despertador de mi movil aunque en la pantalla decía las 13h. Aún sigue con la hora española así sé en que hora vive mi gente de allá en cada momento. sin tener que hacer sumas incómodas a veces.
Bajé de mi litera con la ilusión de una niña que va de excursión. Me vestí y salí a la panadería de la esquina a comprar el pan calentito, recien hecho para el desayuno.
Poco a poco fueron bajando los demás. Y llegaron Pepe, Darwin y Carlos. los vecinos y compañeros de viaje.
Las mochilas a la espalda y en camino.¡Me iba a ver algo del Perú verde!
Después de casi una hora de taxi y tres de autobús, llegamos a Canta, la primera estación de nuestra excursión.
Canta es un pueblo bonito. Combina el encanto de ser un lugar ya algo apartado, en la sierra de Lima a 3000mt de altitud, con algunas tiendecitas que recuerdan que es lugar de paso para turistas.
Desde allí empezaba realmente la excursión. Comenzamos a andar en dirección al cielo. ¡Que placer! montañas repletas de verde hasta donde me alcanzaba la vista. Tras una hora llegamos a Obrajillo donde paramos a comer. Después del leve descanso continuamos la marcha, aún quedaba mucho por andar hasta llegar a Huaros, nuestro destino.
Muy valiente me creia yo cuando empezamos en Canta, pero conforme ibamos subiendo sentía mis pulmones más pequeños y mi corazón se quería salir del pecho cuando hicimos un trecho campo a través subiendo como cabrillas. Así llegamos a Acochaca, el último pueblo antes Huaros y aún quedaban 3 horas de camino hacia arriba. y para colmo se me había hecho una ampolla enorme en el pie. ¡Estas chicas de ciudad!
Decidimos separarnos en dos grupos, el de los gimnastas que siguieron andando y el de los no tanto que preferimos ver el paisaje sobre ruedas. Hicimos una hora más de camino hasta volver a Obrajillo donde tomamos una combi. No es por justificar que no pudiese seguir pero ese trecho que fué por un camino diferente al de ida, nos brindó unos de los lugares más bonitos del viaje. Agua en rio, en cascada, flores de todos las formas y colores... Cuando llegamos a Obrajillo se nubló e inclusó comenzó a llover. Arrancó la combi y de camino a Huaros subimos hasta transpasar las nubes y descubrir el sol nuevamente como un espejismo maravilloso. Todo a nuestro alrededor eran enormes praderas espolvoreadas por cientos de vacas que pastaban con una paz contagiosa.

Por la noche a 4000mt de altitud me ahogaba solo con subir los 6 peldaños del hospedaje. La gente del lugar nos ofeció mascar hojas de coca para el mal de altura. Lo intenté, pero el sabor no me gustó nada. En frente del hospedaje en una casa habia un pequeño cartel de madera que decía "Restaurante" allí una señora con los coloretes típicos de las personas de montaña nos sirvió una sopa de leche con espagueti que nos vino muy bien para recuperarnos. Después intenté ver, en vano, las estrellas ya que las nubes habian subido de nuevo por encima de nuestras cabezas.
A las 5:30h nuestros cuerpos, condolidos por la dureza del colchón de paja, se fueron levantando. Y salimos a buscar un café y un trozo de pan.
El pueblo es un lugar precioso. En la falda de un cerro, el agua que baja por casi cualquiera de sus calles empedradas refleja un sol especialmente radiante.
Aún teníamos que subir hasta unos 4600mt a ver unas ruinas. Decidimos que mejor hacerlo a caballo. Fué un paseo muy bonito, aunque tengo que reconocer que pasé muchísimo miedo en algunos momentos cuando mi pobre yegua se resbaló con las piedras mojadas pasando por un camino de apenas un metro y junto a un precipicio.
Jesús , nuestro guia de 7 años, se reia de mi cuando yo gritaba de miedo. Tambien fué divertido.

Llegamos a la cima y allí tuve la oportunidad de estar un ratito sola contemplando lo maravillosamente bello que es el mundo. Desde la inmensidad de las montañas, el vuelo de un águila que bailó para mi a los colores azul turquesa de las alas de una mariposa que se posó en una flor junto a mi. y entonces entendí porque algunos incas eligieron aquel lugar para vivir aunque casi cueste la vida llegar.

Por la tarde volvimos a Lima, a la horrenda Lima, pero en el cielo nos acompañó la luna llena, naranja y preciosa para recordarme que incluso los lugares más feos pueden cobrar belleza si ella está ahí.


Pepe, Sandra, Sven y yo, los jinetes



Parte del paisaje volviendo a Obrajillo.

Y a la vuelta del camino...ésta preciosidad. Me recordó mucho al viaje Marruecos

Carlos yo y Sven, los cerros detrás

Y subimos por encima de las nubes.

Más agua...





Mascando hojas de coca


Una calle de Huaros

Loretta y yo con Jesús, nuestro experimentado guia.

Y llegamos a la cima, bueno nos faltaban 100mt por andar.

11 comentarios:

Pablo dijo...

Buenos días hermanita!!
Que gustazo, abrir tu blog a primera hora de la mañana de este Jueves lluvioso aquí en Murcia y que me lleves un ratito de viaje por aquellas cumbres....
Se te ve genial, que envidia me das!! (aunque lo de la llegua derrapando al lado de un precipio no me ha gustado un pelo eh).
Estoy orgulloso de ti, hermanita: quiero decir, que realmente estás ahí (a veces me cuesta terminar de ser consciente de algunas cosas), estás ahí!, haciendo lo que realmente deseas, siendo LIBRE, sintiendo que lo que haces realmente merece la pena, viendo cosas increibles, rincones del mundo que la gente ignora hasta que existen y aportando tu granito de arena en la ayuda de gente que a veces, también olvidamos que existen. Lo dicho, cosas que REALMENTE(a nivel personal, que al fin y al cabo es lo que te llevas de esta vida) merecen la pena.
Te mando un gran abrazo. Te quiero y te envidio muchisimo.
Pablo

PD: no quiero más sustos de yeguas patinadoras eh

Coquelicot dijo...

Uf, lo que yo daría por haberte acompañado a esa excursión, quizás todavía algún día la hagamos ¿no crees? Me alegra saber que hay un lugar así en tu nueva vida.
PD: estoy con Pablo, y ten cuidado con las yeguas!!

Anónimo dijo...

Querida Cocola. Trato de escribirte pero mis palabras balbucean.
Vuelvo atrás y me quedo mirándote en las fotos hasta que la vista se me nubla.
Te veo feliz y me alegro pero… ¿que quieres que te diga?... hecho de menos tu “¡hola papi!” como el de Maria. Miro este nido y hay un hueco que tiene tu forma.
Pero no te preocupes. Como dijo Pablo “debe ser la edad”.
4.600 m. no son ninguna broma. Un poquico más y te haces el Aconcagua.
Lo dicho, solo me salen tonterías y mis palabras balbucean. Prefiero mirarte hasta que se me nuble la vista.
Te quiero muchísimo
Man

Anónimo dijo...

Hola Pablito! Que ilusión me hace que hayas, por fin, sacado un poco de tiempo para escribirme. Me encanta que lo hagas. Y a mi también me emociona leer los comentarios de la familia y de la gente que me quiere. Y siento cuanto me quereis y eso es más bello que las cumbres de todos los cerros.
Muchas gracias por transcribirme las palabras de Golfo. Manuel me ha mandado fotos y ya veo que ha hecho un montón de nuevos amigos en su nuevo barrio. Dile que lo quiero mucho mientras aprende a esto del ciberespacio...Y cuidadlo mucho mucho, como lo estais haciendo.

Coquelicot, buscaté una sustituta y vente con tu Pepe a verme. Iremos a otros lugares de los tantos bellos que, dicen, tiene éste país.
Y buscaremos caballos con air-bag, no te preocupes.

¡Hola papi!no eches eso de menos, si quieres te lo digo todos los días. Puedes pensar que sigo en la playa y haciendo muchas guardias seguidas que no permiten ir a Murcia, aunque yo creo que es más bonita la realidad, no crees?
Y no me puedo creer que el nuevo escritor que ha despertado dentro de ti, y que exhibe toda su genial verborrea en otros blogs familiares, se quede sin palabras. ¿Se han asustado los geniecillos? no deben tener miedo. Ni tu tampoco, estoy aquí, a 12 horas de avión.¿Que son 12 horas? un sueñito juntandole la cena y el desayuno, es decir, nada. Además estoy aquí en las fotos, con las palabras. Quizá lejos y más cerca que nunca. Intentando acercarme a la luna...
Un beso muy grande para todos y para mamá.

Os quiero...hasta el cielo.

Elvira

Anónimo dijo...

¡Hola Elvirilla!, así quiere que te nombre María. Estamos juntos, Juan, María y yo, disfrutando tus aventuras por los Andes. Juan dice que te hecha de menos en las excursiones de los fines de semana, aunque reconoce María que en las fotos se te vé muy feliz y contenta. De todos modos tus excursiones por la montaña, pero también al zoo, al cine o a la escuela de surf, son muy interesantes. Y las salidas diarias a Fertiza están cargadas de otro tipo de belleza. Eso es al menos lo que transmites. Tendremos que ir allá para disfrutar una de esos maravillosos lugares contigo.
Sigue disfrutando, que nos das una envidia sana.
Muchos besos de parte de la familia Manzanares y del maestro.

Anónimo dijo...

Querida princesa.
Llevas razón y prometo tratar de sobreponerme y forzar a mis geniecillos que bailen para ti.
Ayer celebramos Pentecostés (¿cómo se vive esto allí?).
Tu blog de ahora es magnífico. Otra que está creando escuela.
No se puede hacer una entrada como esa de “Eran las 6 de la mañana cuando sonó el despertador de mi móvil…” sin que pienses que está leyendo a la mismísima Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, (también llamada Gabriela Mistral) escribiendo en prosa o a Cecilia Böhl de Faber y Larrea (también llamada Fernán Caballero) escribiendo al natural.
Chica, que poderío. Se nota que nos estamos animando y el listón de este blog sube un poco más. Vamos a tener que ponernos, tod@s las pilas para estar a la altura. Eso es muy bueno y deseable aunque lo importante es la espontaneidad y que te lleguen nuestras noticias para acompañarte con ternura y acariciarte el corazón.
Ahora que lo he escrito 4 o 5 veces me doy cuenta que al final verás como este puñetero símbolo inventado (@) se va consolidar como la sexta vocal de nuestro abecedario para indefinir el sexo y todo gracias a esa parte de gilipollez cursilona de la Ley de Igualdad. A mi no me importaría que el genérico indefinido se escriba siempre en genérico femenino.
Se te ve feliz y contenta y aunque filtres las fotos, estás guapa “arrebatá”.
Sigue escribiendo princesa. Lo estás haciendo muy bien.
Un abrazo lleno de ternura.
Man

Anónimo dijo...

dxbzHola chiqui. Estoy impresionada por todas esas maravillas que nos estas mostrando,Quizás algún dia podamos verlas todos juntos.Nosotros también te echamos de menos, me alegra mucho verte tan feliz e ilusionada, al ver esas fotos tan bonitas también me han recordado nuestro viaje a Marruecos.Estoy segura de que todos esos niños serán muy felices con tu compañia, porque tú sabes ganarte a la gente que tienes a tu alrededor. Un besazo de tus amigos. copito

Anónimo dijo...

Dori y Bb:
¡¡Has cumplido uno de nuestros sueños!!: Eso de sentarse en un risco, poner los pies en una nube y decir; OOOHHHMMMM...

LECCIONES DE ANTROPOLOGÍA POLÍTICA:

Ya sabes que en nuestro mundo globalizado y capitalista (no hay otro, por ahora...) hay pocas cosas sin "inventar". Las únicas herramientas efectivas para el DESARROLLO cultural, social y económico de los pueblos de Latinoamérica son:

.- Reforma agraria.
.- Microcréditos.
.- Condonación de la deuda externa.
.- Reducción de barreras arancelarias comerciales de las naciones poderosas.
.- Capacitación de mujeres y niños mediante alfabetización y socialización sin que pierdan su cultura autóctona.

De todas ellas, la única que está en vuestra mano, es la última. Así que, ¡¡ánimo!!.

Un besazo desde Isla Plana.

Anónimo dijo...

Buenas tardes Princesa.Desde mi mesa de trabajo solo unas letricas para que no se pase la semana sin que te haya dicho algo.
Esta tarde, cuando llegue a casa, mama y yo nos vamos a la playa para ultimar el arreglo antes de las vacaciones.
Todo sigue igual pero sin ti. Marquicos está para comerselo. Ayer mamá lo peinó de pinchos y tenía una cara que te partías de risa. A Rebe no le gusta porque dice que así tiene cara de malo.
Esteban también esta mejorando muchísimo y está muy gracioso (cuando no le duele la boca).
Te dejo bonica mia. Hasta la semana próxima.
Un beso
Man

Anónimo dijo...

Elvirica, desde Santo Angel nos acordamos mucho de tí y no olvides que te queremos muchííísimo.
Besos de parte de Joaqui, Lucía, Luci y Sultán

Anónimo dijo...

Buenas tarde Princesa. ¿Nos dijiste que habías hecho tu primer 4.600 m o que hasta dentro de 4.600 años? Porque llevas camino.
Ya se que has estado el fin de semana en no se donde pero esta tarde me enteraré.
Un abrazo muy fuerte desde mi mesa de despacho.
Man